¿Cómo y por qué se fundó la Liga hace 33 años?

lunes, 16 de agosto de 2010
Fue fundada el 23 de agosto de 1977, pero días antes ya se daban los primeros pasos.

Un día como hoy, de 1977, el alcalde paceño, Mario Mercado Vaca Guzmán, cumplía 49 años de edad. Pero mientras recibía saludos y felicitaciones por su onomástico a lo largo de la jornada, su pensamiento iba una y otra vez a un documento que el club de sus amores, Bolívar, debía presentar horas después, en compañía de The Strongest y Always Ready, causando un inolvidable revuelo en el fútbol nacional.

Mercado había solicitado licencia como presidente bolivarista debido a su alta función en el gobierno paceño, pero dos de sus hombres de mayor confianza —el fiscal general, Lauro Ocampo Crespo, y el vicepresidente, Germán Jordán Aramayo— firmaban la carta dirigida al presidente de la Asociación de Fútbol de La Paz, Dr. José Laquis Chequer.

“Luego de profunda meditación hemos resuelto abandonar la AFLP…” decía concretamente la misiva que también suscribían otras personalidades del fútbol paceño, encabezadas por los presidentes de The Strongest, Rafael Mendoza, y de Always Ready, José Saavedra Banzer.

En calle Juan de la Riva 1428 —sede de la Asociación paceña— la sorpresa fue relativa porque el rumor insistente se había adelantado a la carta, y el rompimiento era, casi, un secreto a voces.

De alguna manera, el 16 de agosto de 1977 nace la Liga, aunque las febriles gestiones que ya se habían iniciado para lograr apoyo en otros clubes del país continuaron en las jornadas siguientes, y el acto protocolar tuvo lugar una semana después, el 23 de agosto.

El documento que oficializó el retiro de las tres entidades paceñas hacía algunos regaños de menor calibre —acusaba, por ejemplo, a Laquis de abuso discrecional en el uso de la palabra— pero a renglón seguido surgía la crítica mayor de los disconformes: “Hace rato que venimos jugando campeonatos rutinarios plagados de improvisaciones y remiendos… En lugar de mejorar los ingresos para los clubes profesionales, éstos han disminuido debido a las bajas recaudaciones”.

Los días que siguieron a este pronunciamiento fueron de enorme actividad para los dirigentes, que finalmente consiguieron reunir 16 clubes de siete departamentos (Tarija no tuvo equipo liguero hasta 1985, y Pando, al igual que ahora, no lo tuvo en aquel principio de la flamante institución).

Pese a que la carta del rompimiento hablaba de una profunda meditación previa, la Liga nació con apuro y con defectos visibles. Valga un detalle minúsculo: durante varios años la denominación oficial fue “Liga Profesional del Fútbol Boliviano”, y el propio presidente de la entidad, Alberto Alem, en su informe del mes de enero de 1984 reiteraba su “agradecimiento a todos los dirigentes de la LIGA PROFESIONAL DEL FÚTBOL BOLIVIANO” (con mayúsculas en el original). Pasó un tiempo hasta que el doctor Mauro Cuéllar Caballero, argumentando que “profesional era el fútbol y no la Liga”, logró modificar el orden de los términos tal como los conocemos en la actualidad.

En el acto oficial de fundación —hotel Sheraton de La Paz— surgió una primera divergencia: Mario Mercado Vaca Guzmán, en representación del club Bolívar, sugirió que la flamante Liga tuviese 20 equipos (uno más por La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Oruro) pero una hora más tarde, en una reunión presidida por Mauro Cuéllar, titular de la Federación, el planteamiento bolivarista fue rechazado por Cochabamba y Santa Cruz.

Mario Mercado, durante la ceremonia y hablando como presidente de Bolívar, dijo entre otras cosas: “Con pena hemos visto que los equipos están llenos de extranjeros y naturalizados. Qué dolor ver que ocupan espacios que bien podrían ser llenados por bolivianos”.

La gota de rebalse y excusa mayor —anota un documento de la Liga, en sus 20 años— fue la debacle del Mundialito de Cali, Colombia, cuando el año 1977 el fútbol boliviano sufrió las humillantes derrotas de 8-0 y 5-0, ante Brasil y Perú, respectivamente, que dejaron a la selección nacional fuera del Mundial Argentina 78, después de haberse clasificado en su grupo dejando en el camino a la poderosa escuadra de Uruguay.

“Las causas y análisis sobraban entonces para dar el paso, a riesgo de muchas cosas que hubieran perjudicado a los clubes”.

Los datos

Torneo único
La idea era aglutinar en la Liga a los mejores equipos del país, en un número que esté de acuerdo con las condiciones demográficas y económicas. Asimismo, brindar espectáculos de jerarquía, sin regionalismos.

Atención a...
El supuesto éxito económico determinaría la creación de Escuelas de Fútbol, la realización de Cursos y Academias para técnicos y Árbitros. La atención responsable a las divisiones inferiores.

Los 16 clubes y sus razones

Los fundadores
Bolívar, The Strongest, Always Ready y Municipal (La Paz); Wilstermann, Aurora, Bata y Petrolero (Cochabamba); Oriente, Blooming, Guabirá y Real Santa Cruz (Santa Cruz); San José (Oruro), Stormers (Sucre), Independiente Unificada (Potosí) y 20 de Agosto (Beni).

Declaración
La declaración constitutiva de los 16 decía: “La decisión de constituir la Liga, en consideración a que las estructuras actuales del fútbol nacional no se adecuan al momento”.

Tres aspectos
En lo institucional, los intentos anteriores para consolidar una estructura sólida fueron vanos; en lo deportivo, había una casi permanente frustración; y en lo económico, un permanente desgaste de unos pocos dirigentes.

Publicar un comentario