Fabol anticipa que hará respetar los contratos

jueves, 23 de julio de 2015
Milton Melgar, presidente de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), reiteró que harán respetar los contratos que tienen firmado sus afiliados con los distintos clubes ligueros, debido a que varios directivos aún tienen deudas con los jugadores que son y fueron parte de los equipos, lo que sin duda generará más de un inconveniente ya que antes de iniciar el campeonato Apertura deben cancelar esos pendientes.

Nosotros tenemos que hacer cumplir los contratos de los jugadores. La falta de pago nos obliga a tomar determinaciones, eso no ha cambiado, como directivos lo que buscamos es que los afiliados cuenten con nuestro respaldo", declaró Melgar.

El titular de Fabol que se reunió con los directivos de la Liga en las pasadas horas explicó que antes de cada campeonato acuerdan algunos puntos por los ligueros. "Todos los meses nos reunimos para coordinar y buscar una metodología de trabajo, como por ejemplo posibilitar que los clubes no tengan deudas con los jugadores".

Melgar añadió que por el momento los únicos clubes que no tienen deudas con los jugadores son Bolívar y Ciclón, el resto tiene pendientes por lo que esperan que antes que se inicie el campeonato los directivos cumplan con sus compromisos.

"Si va empezar el campeonato hay que cumplir; la falta de pago es el que nos obliga a tomar medidas para hacer respetar los contratos de nuestros afiliados", reiteró el directivo de los futbolistas, quien añadió que las reuniones con los ligueros continuarán con la esperanza de solucionar todos los casos que les llegó.

Mientras tanto los ligueros oficializaron que se reunirán el vienes en la ciudad de Santa Cruz, donde se tiene previsto analizar varios temas entre ellos la aprobación del rol de partidos para el Campeonato Apertura, cuya fecha de inicio está pactado para el 2 de agosto, pero por el momento está en duda que comience el certamen profesional.

El viernes los directivos además analizarán el complicado momento que atraviesa la Federación Boliviana de Fútbol, cuyo máximo ejecutivo (Carlos Chávez) fue detenido preventivamente y enviado a la cárcel de Palmasola (Santa Cruz).

Publicar un comentario