Blooming 0 – Oriente Petrolero 0 - Copa Cine Center, Ida - Torneo de Invierno 2015

martes, 14 de julio de 2015


El clásico cruceño de ida se jugó este domingo en el estadio Real Santa Cruz, donde hubo igualdad sin apertura del marcador dejando un sabor amargo a la afición que esperaba ver más espectáculo.

Blooming y Oriente no pudieron ganarse esta tarde en el primer clásico cruceño por la Copa Cine Center. El 0-0 que sellaron en el estadio de Real Santa Cruz, dejó en claro que aún falta mucho para aceitar la máquina de cara a lo que se viene. Sí es para destacar la entrega de Jenry Alaca y Moisés Villarroel en la academia, y de Diego Pariani, en la ofensiva albiverde. La revancha será el próximo domingo.

El balance global habla de que Blooming tuvo mayor posesión de la pelota, la manejó con mejor criterio y llegó con mayor riesgo, sobre todo en la primera parte. Hugo Bargas y Carlos Tordoya estuvieron a tiro de abrir el marcador; es más, este último sí marcó de cabeza, pero el árbitro Gery Vargas lo invalidó por una supuesta falta en contra de Mauro Marrone que lo había ido a cubrir.

Lo de Oriente no fue prolijo, porque Pedro Azogue y Mauro Marrone no anduvieron certeros al momento de la entrega y porque Mauricio Saucedo y Rubén de la Cuesta se fuero apagando. El ‘Flaco’ puso haber abierto el marcador antes del minuto de iniciado el juego, pero su remate cruzado hacia la portería de Marco Daniel Vaca, terminó perdiéndose por un costado.

En realidad, fue la más clara para Oriente. Tanto Erwin Sánchez como Roberto Pompei aprovecharon el complemento para ver en acción a otros refuerzos y fue por eso que ocuparon las cinco variantes permitidas. Con el 0-0 la llave queda bien abierta para la revancha ya que un triunfo de cualquiera le permitirá avanzar de fase. Si se repite un empate, irán directo a penales. En el duelo ambos acabaron con diez por las rojas que vieron Rony Montero y Nicolás di Biase.

Duk se arriesga a un castigo de tres años por agredir 



El manotazo a la altura del cuello que le propinó Yasmani Duk al árbitro paceño Luis Irusta, en el partido que su equipo fue eliminado de la Copa Cine Center al caer ante Guabirá (0-1), en Warnes, le puede costar un sanción de entre uno a tres años. La reacción del ex delantero de Oriente Petrolero se dio a los 81 minutos, cuando tras recibir la segunda amarilla agredió al juez central. 
 
Consultado el secretario general de la Liga, Hormando Vaca Díez, confirmó que los castigos por agresión cuenta para el torneo liguero, pues el informe del árbitro será remitido al Tribunal de Justicia Deportiva. “Lo que no cuenta para la Liga son las tarjetas amarillas y rojas”, explicó Vaca Díez. Otro elemento que complica a Duk es que en la planilla del juez dice “agresión al árbitro y ampliaremos informe”.

Publicar un comentario