Wilstermann 0 - Peñarol 4 - Primera Fase, Vuelta - Copa Sudamericana 2014

viernes, 29 de agosto de 2014


Inobjetable, contundente. Esos adjetivos sirven para calificar la derrota por goleada de 0 a 4 que encajó ayer a Wilstermann Peñarol, en cotejo de vuelta de su llave por la Copa Sudamericana, jugado en el estadio Félix Capriles de Cochabamba.

El Aviador debía remontar la desventaja de 2 a 0 que le encajó Peñarol en el partido de ida, en Montevideo, la semana anterior, pero al final firmó un marcador global adverso de 6 a 0.

De esta forma, Wilstermann dijo adiós a su participación en la Copa Sudamericana, ante casi 20 mil personas presentes en el principal escenario cochabambino.

Los goles para Peñarol fueron convertidos por Diogo Silvestre, a los 22' del primer tiempo.

Los restantes tres tantos llegaron en la segunda etapa, dos de tiro penal y uno a saque de un tiro de esquina. La primera pena máxima se produjo a los 24', Jhonatan Rodríguez cambió por gol.

La segunda fue obra de Juan Manuel Oliveira, cuando se cumplían 33'. El cuarto gol lo convirtió Damián Macaluso, a los 38'.

SUPERIOR

En la previa, se presumía que Peñarol venía a Cochabamba con la intención de defender la ventaja de 2 a 0 conseguida en el estadio Centenario, de Montevideo.

Sin embargo, a pocos minutos de comenzado el partido, esta presunción se echó por tierra.

Con un excelente manejo del balón y los tiempos en el medio sector, poco a poco el equipo uruguayo se adueñó de las acciones en el estadio Capriles.

La batuta de Jorge Rodríguez en el mediocampo bien complementado por Jhonatan su homónimo de apellido y Alejandro Silva, se impuso en la media cancha.

Augusto Andaveris, de lo mejor de Wilstermann, junto al portero Matías Dituro, vio superado su esfuerzo por la marca charrúa.

LA  APERTURA

El primer gol de Peñarol llegó a los 22' de la primera parte. Diogo corre por la banda derecha de Wilster y vence a Dituro.

Y si la primera etapa concluyó con la ventaja mínima a favor de Peñarol fue por la buena actuación del arquero Dituro, que sacó por lo menos cuatro claras a Rodríguez y Silva, entre otros.

Los hinchas de Wilstermann esperaban, tenían la esperanza de una reacción en el segundo tiempo  que pareció darse en los primeros cinco minutos.

Peñarol esperó agazapado y ordenado en su cancha a la espera de dar el zarpazo.

Y este ocurrió a los 24'. Jorge Rodríguez gambetea en el área y Gianakis Suárez comete penal. Rodríguez (Jhonatan) lo cambia por gol, el segundo charrúa.

El 0 a 2 es una mochila anímica muy pesada para cualquier equipo, más aún de local y con la obligación de remontar un resultado adverso cosechado de visitante.

En su afán de anotar, Wilstermann saltó líneas con pases largos y centros al área uruguayo que no dieron resultado en ninguna de las etapas.

El tercer tanto tuvo como autor intelectual a la figura del partido Jhonatan Rodríguez. El delantero, imparable para la defensa aviadora durante todo el partido, se interna por la izquierda del área grande, en su afán de detenerlo, Cristhian Vargas comete penal.

Juan Manuel Oliveira que saltó de la banca en el segundo tiempo convierte el gol, a los 33'.

Tres goles ya es una diferencia sustancial tanto para el equipo que gana y el que pierde.

Sin embargo, faltaba un gol más a favor de Peñarol y se gestó mediante un tiro de esquina, a los 38'. Un balón servido por Jorge Rodríguez cabecea la ofensiva "carbonera", el arquero Dituro, que tapó todo lo que pudo, da rebote y el central Macaluso se da el gusto de marcar y cerrar las cifras.  4 a 0, una goleada con la que Wilstermann dice adiós a la Copa Sudamericana, sin objeciones.

Publicar un comentario