Oriente Petrolero 1 - Blooming 0 - Torneo Clausura 2010

lunes, 13 de septiembre de 2010
El clásico fue para Oriente Petrolero. El 1-0 de anoche en el Tahuichi Aguilera, marcado por Danilo Peinado en el complemento del encuentro, le da al equipo de Gustavo Quinteros un impulso tremendo para encarar el duelo de mañana frente a Deportes Tolima (20.15) por la Copa Sudamericana. La victoria sobre Blooming, ante un casi lleno escenario, fue merecida por cómo trabajó Oriente el partido; lo controló en casi todo el encuentro y aprovechó la única clara opción para celebrar el clásico 151 de la historia liguera.

Gran labor de Francisco Argüello en mitad de la cancha para no dejar pensar a Alejandro Gómez, además oportuno el ingreso de Jhasmani Campos para complicar por derecha, cortando además la salida que le daba Wílder Zabala.

Oriente Petrolero no regaló jamás el balón en la cancha y aprovechó la falta de coordinación de su rival para pararse bien atrás y salir de contra en procura de marcar la diferencia.

Los albiverdes suman 11 unidades, dicen presente en el Clausura 2010 y apuntan a no desprenderse del pelotón de líderes en el torneo.

La primera etapa fue opaca, con poco riesgo en ambos arcos y con pocas emociones para el público que asistió al Tahuichi.

Blooming intentó con algún remate suave de Sillero y Castillo, pero las manos del “Gato” Fernández controlaron cualquier riesgo. Oriente se limitó a frenar cualquier tipo de avance con Caamaño como abanderado, y cuando tuvo chance, apeló a entregarle el balón a Mauricio Saucedo para que intentara buscar algún espacio para Alcides Peña, que no gozó de ninguna opción clara.

En esa etapa era cuestión de cuidar de la pelota y el físico, porque Quinteros optó por incluir de entrada a sólo seis titulares en procura de resguardar el equipo que recibirá a Tolima. Pero los que ingresaron anduvieron bien, cuidaron la pelota y obligaron a que su rival se desesperara.

En el complemento, con el ingreso de Campos y Peinado, Oriente sentó mayor presencia en ofensiva obligando a Fabricio Brandao a que despejara el balón como pudiera.

A los 62’ vino la jugada del gol. Centró Campos al corazón del área, y Peinado, desprendiéndose de los zagueros, peinó la pelota, dejando sin chance al meta Andrés Jemio. Los hinchas albiverdes explotaron de alegría por causa del tanto.

El 1-0 obligó a Blooming a buscar la heroica, pero Caamaño y Gutiérrez se encargaron de despejar cualquier tipo de riesgo en el área. A ellos se sumó Nicolás Suárez, que ingresó bien, y Gabriel Aguilar, que se mostró solvente por izquierda.

Oriente consiguió una victoria que le ayuda mucho porque fue ante su clásico rival y en la previa del duelo ante Deportes Tolima, de Colombia, en lo que se prevé como un encuentro apasionante por lo que se juega el equipo refinero.

Las frases

"Merecimos la victoria porque el equipo estuvo concentrado durante todo el partido; por este motivo aprovechamos un descuido para anotar. El equipo respondió a las expectativas, ahora pensaremos en la Copa Sudamericana”.

Gustavo Quinteros / DT de Oriente

"Creo que no hubo justicia en el marcador, porque si hubo un equipo que merecía llevarse los tres puntos, ése era Blooming. Pero el fútbol tiene estas cosas, no se vive de merecimientos, ahora hay que pensar en lo que viene, no se acaba el mundo por esta derrota”.

Carlos Aragonés / Entrenador de Blooming

Oriente 1

José Fernández

Lorgio Suárez

Gustavo Caamaño

Luis Gutiérrez

Gabriel Aguilar

Ronald Rea

Francisco Argüello

Fernando Saucedo

(Nicolás Suárez)

Joselito Vaca

(J. Campos)

Mauricio Saucedo

(Danilo Peinado)

Alcides Peña

DT: Gustavo Quinteros

Blooming 0

Andrés Jemio

Wílder Zabala

Raúl González

Fabricio Brandao

Lorgio Álvarez

Alejandro Gómez

José L. Chávez

(G. Monteiro)

Gualberto Mojica

Julio C. Hurtado

(Santos Navarro)

Luis Sillero

(Gustavo Pinedo)

José A. Castillo

DT: Carlos Aragonés

Gol Min. Autor

1-0 17’ST Peinado (OP)

Estadio: Tahuichi Aguilera

Recaudación: No se dio a conocer

Público: 20.000 aproximadamente

Árbitro: Raúl Orozco.

Asistentes: Ernesto Zapata y Juan Cardozo.

Publicar un comentario