Bolivar 0 - San Jose 0 - Torneo Clausura 2010

lunes, 13 de septiembre de 2010
Bolívar no hace pie, lejos de mejorar su producción

—como pretende su técnico Néstor Clausen— el equipo va de mal en peor. Ni siquiera chispazos de buen fútbol tuvo ayer el celeste, que no supo aprovechar que San José jugó durante casi todo el partido con diez hombres, después de que Aquilino Villalba fuera expulsado en el minuto 12 del primer tiempo.

El partido terminó cero a cero. En el caso de Bolívar, refleja a cabalidad su desempeño en el encuentro; en descargo del Santo habrá que apuntar que ayer disputó su cuarto partido en nueve días, sin contar las más de 20 horas de viaje de ida y vuelta a Colombia, donde el martes igualó a un gol con el Atlético Huila por Copa Sudamericana.

Si el desempeño de anteriores encuentros del equipo ha dejado molesto al técnico bolivarista, Néstor Clausen, la actuación de ayer seguramente le colmó la paciencia, lo que originó que al final del encuentro optara por no hacer declaraciones.

Hasta el minuto 12, cuando fue expulsado Villalba, supuestamente por agredir a Ronald Rivero, fue el Santo el que había llevado la iniciativa en el partido. A los cuatro minutos, Dury, de unos 30 metros, sacó un derechazo que Robledo envió al córner. Tres minutos después Ronald Rivero, quien reaparecía después de un mes de ausencia por lesión, entregó mal, lo que derivó en una nueva carga de la visita, que terminó con un remate de Luis Padilla, que el golero celeste detuvo con dificultad. A los 13’, Aníbal Medina cobró un tiro libre

—aproximadamente 30 metros— que Robledo controló con dificultad, cuando el balón se le escapaba entre las piernas.

Hasta ese momento, Bolívar había desaparecido del campo de juego. Valdeir no fue el conductor que el equipo necesitaba, tampoco aparecieron Zé Carlos ni William Ferreira, los hombres de punta. El único que intentaba hacer daño hasta ese momento era Abdón Reyes con sus desbordes por el lateral derecho. Fue precisamente con el tarijeño como Bolívar inquietó por primera vez el arco de Eloy Padilla (minuto 17). Su remate de derecha, fuera del área, fue detenido por el golero.

A partir de entonces el local tuvo el control del balón, pero le faltó profundidad. Su dominio fue intrascendente, su mejor argumento para inquietar fue el remate de larga distancia, casi siempre por arriba del travesaño.

La más clara de Bolívar ocurrió a los 37 minutos, después de un centro de derecha de Reyes, que Cardozo remató de bolea, pero la respuesta de Padilla fue buena y evitó la caída de su pórtico.

Al finalizar la primera etapa, el Santo tuvo la oportunidad de abrir el marcador, pero dos remates de Regis de Souza —uno tras otro, en el minuto 46— fueron atajados por Robledo.

En la segunda parte fue otra vez Bolívar el que tuvo más el balón, pero su dominio fue anodino. Los hombres de mitad de campo para arriba, además de los laterales, pesaron poco y se encontraron con una última línea de San José inaccesible —con Luis Méndez como abanderado—, que impidió penetración alguna. También fue buena la respuesta del golero Padilla, quien en las pocas veces que la pelota llegó a su pórtico siempre estuvo acertado.

No fueron solución los ingresos de Álex da Rosa y Didí Torrico, tampoco el de Luis Torrico, quien fue incluido para que Ruddy Cardozo, quien empezó como lateral por izquierda, jugara más en el medio.

Los intentos celestes rebotaron una y otra vez en la defensa santa. Solamente a los 32’ Bolívar hilvanó una jugada grupal que terminó con Zé Carlos dejando a dos rivales en el camino y su buen centro fue mal cabeceado por Ferreira, quien en vez de enviar el balón al arco pareció que lo bajó para la llegada de un compañero inexistente. Fue lo último para destacar en materia ofensiva de la Academia.

A esas alturas, los silbidos que bajaban desde la tribuna se hacían más frecuentes, como muestra de la desaprobación de los hinchas por la mala producción del equipo.

El Santo, en materia ofensiva, hizo poco en la segunda parte, no obstante del ingreso de Óscar Díaz, por eso Robledo fue un espectador más.

Clausen, desde la pista atlética, no encontraba explicación al mal desempeño de su equipo, por eso frecuentemente giraba la cabeza mirando al banco de suplentes, sus ademanes y reacciones reflejaban a las claras que el desempeño tampoco lo dejó conforme, como a las más de once mil personas que se dieron cita en el Hernando Siles. El celeste, como el cangrejo, camina para atrás.

LA FIGURA

LUIS MÉNDEZ

Lo mejor que presentó ayer San José fue su última línea, en la que destacó el defensor cruceño. Acertado en la marca, oportuno a la hora de rechazar los balones aéreos. En realidad, ningún jugador del fondo orureño desentonó, tampoco el golero Eloy Padilla, quien en las veces que fue exigido respondió de la mejor manera.

EL ÁRBITRO

REGULAR

Varios errores de apreciación, alguno de grueso calibre, cometió Alejandro Mancilla. En el primer tiempo, una falta de Dury sobre Pachi dentro del área, claro penal, desde su óptica sólo mereció tiro libre. La expulsión de Aquilino Villalba dejó dudas, aunque él observó, según dijo a los jugadores santos, que el delantero había agredido a Rivero en el suelo.

LA OTRA MIRADA

AMARILLAS

El árbitro Alejandro Mancilla mostró ayer ocho cartulinas amarillas, cuatro en cada bando. En el local fueron amonestados Ronald Rivero, Limbert Méndez, Vanderlei y Wálter Flores; en la visita, Isaías Dury, Óscar Díaz, Édgar Escalante y Rolando Rivero.

Aquilino Villalba, del Santo, vio la roja directa.

EXPULSIÓN

A propósito de la expulsión de Villalba, el paraguayo, al final del partido, no encontraba explicación a la tarjeta roja. Contó que en la jugada previa evidentemente cayó encima de Ronald Rivero, pero se sorprendió cuando el árbitro lo echó de manera directa. “Después de ver la tarjeta recién reaccioné”, contó.

Por lo que contaron los propios jugadores del Santo, uno de ellos Luis Méndez, el juez consideró que Villalba había golpeado a Rivero en el piso y por eso lo echó.

DIÁLOGO

Tras esa jugada, el técnico de San José, Marcos Ferrufino, se enfrascó en un diálogo de varios minutos con el cuarto juez (Tito Argollo), tal vez en procura de recibir una explicación del proceder del juez central. Fue una de las pocas personas con las que Ferrufino debió de haber hablado ayer, pues desde hace un tiempo ya no concede declaraciones a la prensa de La Paz, porque seguramente le cuesta hacerse cargo de lo que dice y luego intenta desmentir.

¿FAIR PLAY?

En nombre del juego limpio, Wálter Flores, de Bolívar, y Regis de Souza, de San José, intercambiaron insultos y golpes hacia el minuto 6 del complemento. En la jugada previa, Puma echó el balón fuera del campo, pero no se supo si lo hizo porque un compañero estaba en el piso o por la presión de los rivales. Los santos esperaron que tras el saque les entregaran el balón, lo que no sucedió.

SILBADOS

El volante brasileño Valdeir dejó el campo de juego, en el minuto 16 del segundo tiempo, con una sonora silbatina. Algo similar sucedió al final del encuentro cuando los jugadores y el cuerpo técnico se retiraron en el camarín.

EL BLOOPER

A los 44 minutos, el árbitro se dirigía al campo de juego de espaldas, por eso no se percató de que Ronald Puma se encontraba agachado, tropezó y cayó. En otras circunstancias, el incidente habría hecho reír a los asistentes, pero en ese momento los hinchas no estaban para ninguna broma. Para salir del paso, Mancilla se acercó a Puma para preguntarle cómo se encontraba.

El dato

Con el de ayer son 12 los encuentros que terminan empatados entre ambos. De los 56 partidos que disputaron en la Liga en La Paz, 39 fueron para la Academia y cinco para los de la ciudad de Pagador.

El enojo del hincha

Varios hinchas de Bolívar que se ubicaron en la tribuna de preferencia despidieron al equipo con silbidos. Muchos se fueron de la cancha antes de que acabara el partido, otros prefirieron esperar hasta el final para reprobar la pobre propuesta de la Academia frente al Santo orureño.

Bolívar 0

Marcelo Robledo

Abdón Reyes

Ronald Rivero

Vanderlei

(1’ST Álex

da Rosa)

Limbert Méndez

Rudy Cardozo

Wálter Flores

Daner Pachi

(1’ST Luis Torrico)

Valdeir

(16’ST Didí Torrico)

Zé Carlos

William Ferreira

DT: Néstor Clausen

San José 0

Eloy Padilla

Alan Loras

Luis Méndez

Aníbal Medina

Isaías Dury

(41’ST Jorge

Bruno)

Rolando Ribera

Ronald Puma

Damir Miranda

Regis de Souza

(35’ST Édgar

Escalante)

José Padilla

(15’ST Óscar Díaz)

Aquilino Villalba

DT: Marcos Ferrufino

Sin goles

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 111.490

Público: 7.284 entradas vendidas, 2.668 libres y 1.174 abonos

Árbitro: Alejandro Mancilla

Asistentes: Paul Uramenano y Mauricio Alvarado

Expulsado: Villalba, 12’PT (SJ)

Publicar un comentario