FEDERACIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL: Nada frenó la reelección de Carlos Chávez

lunes, 26 de julio de 2010

Con 20 votos a favor, ninguno en contra y 11 ausencias, Carlos Chávez fue reelegido como presidente de la Federación Boliviana de Fútbol por el período 2010-2014, en el marco del 45to Congreso Ordinario de la entidad que se desarrolló ayer en la ciudad de Tarija, que albergó además la reunión del Consejo Superior de la Liga el sábado y que concluyó sólo con una prórroga del mandato del titular Mauricio Méndez Roca por 10 meses más, pero no con su reelección, como se preveía, aunque en junio del próximo año se evaluará su gestión para ver si continúa en el cargo.

El hecho provocó una división en el fútbol nacional, con dos sectores claramente definidos: el oficialista (mayoritario) y el opositor (minoritario), que no se hizo presente en el congreso y, en consecuencia, no avaló el procedimiento.

La reelección del máximo dirigente del fútbol nacional se produjo cuando todo hacía presumir que el paso próximo iba a ser similar al dado por la Liga, es decir, una prórroga del mandato por 10 meses más y posterior convocatoria a elecciones en mayo de 2011; sin embargo, la abrumadora mayoría oficialista decidió que Chávez sea el presidente federativo por cuatro años más.

Chávez obtuvo 29 votos del total de 40 delegados acreditados de manera oficial al congreso de la federación. Los únicos votos que no consiguió fueron de aquellos ausentes al evento: Bolívar, Oriente Petrolero, The Strongest y Aurora, mientras que el presidente de San José, Florencio España, considerado cercano a Chávez, no llegó a la cita para emitir su voto debido a problemas de salud.

Las asociaciones que no estuvieron para apoyar a Chávez fueron La Paz, Potosí y Oruro, cuyos dirigentes protagonizaron varios piquetes de huelga de hambre en rechazo a la reelección de Carlos Chávez y Mauricio Méndez en los máximos cargos del fútbol nacional.

Votaron por Chávez Wilstermann, Blooming, Guabirá, Universitario, Real Potosí, Real Mamoré y La Paz FC. Además de las asociaciones de Tarija, Cochabamba, Chuquisaca, Beni, Santa Cruz y Pando. A estos se sumaron los cinco votos del Comité Ejecutivo de la federación.

LA ELECCIÓN
De acuerdo al artículo 36 del estatuto de la Federación Boliviana de Fútbol, la elección del presidente de la entidad se realiza con los dos tercios de los votos del total de los delegados de clubes y de asociaciones afiliados y, además, acreditados al congreso.

Este porcentaje significa 28 votos. En el escrutinio final, el número total de votos alcanzó a 29 a favor de la reelección de Carlos Chávez, uno más del mínimo requerido estatutariamente, por lo que el dirigente fue declarado ganador al promediar las 17:30 de ayer y posesionado inmediatamente por Eduardo Salamanca, presidente de Real Potosí, quien forma parte del comité ejecutivo de la federación.

SORPRESA
En las primeras horas de la madrugada del sábado, la reunión del Consejo Superior concluyó con un acuerdo para suspender las elecciones de la Liga y la Federación. Eso se cumplió estrictamente en el ámbito liguero y se esperaba que lo propio aconteciera en la federación.

Se sabía incluso de un documento redactado en la oportunidad y que debía ser refrendado poco antes del congreso federativo, debido a que el tema no estaba contemplado en la agenda del evento.

Sin embargo, el hecho de que el congreso no se iniciara como estaba previsto (para las 11:00) y que varios dirigentes fueran y vinieran en tono preocupado y en conversaciones diversas, hizo presumir que nada marchaba había sido planeado horas antes, presunción que se confirmó porque cuando finalmente se inició el congreso, no estaban presentes los presidentes de los cuatro clubes opositores: Bolívar, The Strongest, Aurora y Oriente Petrolero, además de las asociaciones de Oruro, Potosí y La Paz.

Aun así, el congreso se inició. Se dio lectura del acta anterior. Un video-informe de gestión de Chávez. Un cuarto intermedio de casi dos horas, informe económico y reelección del actual titular de la federación.

Lo que fue sorpresa para los medios de comunicación resultó ser una cosa preparada con anticipación, porque ni bien fue ratificado Chávez sacó del bolsillo el discurso preparado para la oportunidad. Entonces, nada de sorpresas.

Carlos Chávez

Cree que volverán a trabajar todos juntos

El titular ratificado de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, restó importancia a la ausencia de dirigentes de clubes ligueros y de asociaciones en el Congreso Ordinario de la entidad, y dijo que son eventualidades que ocurren en estos acontecimientos, pero que son superables con diálogo y entendimiento.


"Creo que ellos más temprano que tarde volverán a sentarse con nosotros para trabajar en beneficio del fútbol boliviano", sostuvo el dirigente federativo y descartó la división en las esferas dirigenciales del fútbol nacional, debido al proceso que culminó ayer con su reelección por cuatro años más.


Chávez se refirió de esa forma a la ausencia de los dirigentes y delegados de los clubes Aurora, Bolívar, The Strongest y Oriente Petrolero, además de las asociaciones de Oruro, Potosí y La Paz, francos opositores a su gestión, y sobre todo a su ratificación, que finalmente se dio al interior del congreso al concluir, ayer en la capital chapaca.


Para el dirigente, lo importante en estos momentos no es ver las diferencias de criterios para encarar una acción determinada, sino más bien aunar esfuerzos para obtener resultados positivos para el país en materia de fútbol y procurar la clasificación de Bolivia al próximo mundial de Brasil 2014.

Azkargorta es candidato
Reafirmando conceptos anteriores, el presidente de la FBF sostuvo que Xabier Azkargorta se erige como un serio candidato a ocupar la dirección técnica de la selección boliviana de fútbol.


"Él ha presentado un proyecto serio al Gobierno. Es un proyecto interesante y serio, ¿porqué no pensar en él como director técnico?", sostuvo Chávez con relación al "Bigotón", que nuevamente entró en la agenda deportiva desde hace unos días por sus apariciones con el presidente Evo Morales Ayma y la presentación de su proyecto futbolístico.


El dirigente dijo que el ente federativo pretende elegir al nuevo técnico del seleccionado nacional hasta septiembre, una vez que se analice nombres, proyectos y propuestas.


Chávez aclaró que la nominación del técnico no es una tarea que la asumirá de manera personal, sino de manera coordinada con el Comité Ejecutivo, porque no sólo se trata de elegir a una persona, sino de la aplicación de un proceso de largo alcance que permita superar la actual ubicación del fútbol boliviano en el contexto internacional.



Para decidir si se queda o se va

Evaluarán el mandato del titular en julio 2011

Carlos Chávez afirmó en su discurso y una posterior conferencia de prensa que pese a ocupar el cargo legalmente para un segundo período de manera democrática y apoyado por la mayoría de los asistentes al congreso de la entidad, que "por el bien del fútbol boliviano y en procura de lograr la unidad y el fortalecimiento institucional", se someterá a una evaluación del Comité Ejecutivo en julio de 2011, a exactamente un año de su gestión, con el fin de determinar los aciertos y desaciertos de su tarea dirigencial.


"Serán los dirigentes que analicen y definan mi situación al frente de la federación. Y si estiman que no fue buena, haré dejación del cargo", sostuvo Chávez, para explicar la variante propuesta para encontrar una salida a la problemática del balompié nacional.


Esto significa que si el Comité Ejecutivo no aprueba su actuación al frente de la federación, dejaría el cargo los restantes tres años, algo poco probable debido a que los integrantes del comité lo apoyaron ayer en su reelección.


Esta fórmula dista mucho de la propuesta supuestamente aceptada en la reunión del Consejo Superior de la Liga entre la noche del sábado y las primeras horas de ayer, que señalaba simplemente una prórroga del mandato de la gestión de Chávez en la Federación y Méndez en la Liga por un periodo de 10 meses, para después convocar a elecciones en los dos entes del fútbol boliviano.


Chávez hizo hincapié en que su elección estuvo regida por los estatutos y reglamentos de la FBF, y en este sentido no tiene por qué declinar a su ratificación. Pero, aun así, accede a la posibilidad de ser evaluado para verificar los pasos en positivo dados en beneficio del fútbol boliviano.

Publicar un comentario