La Liga se queda sin Tribunal de Justicia

miércoles, 8 de diciembre de 2010
La Cámara de Justicia Deportiva de la Liga está a pocos días de entrar en receso debido a que el bufete de abogados Hassenteufel & Asociados, que dilucida las controversias relacionadas con el fútbol y la sanción a los jugadores, acabará su contrato el 15 de diciembre y por lo menos hasta ahora, no hay visos de renovación, aunque todo queda en manos de la dirigencia y los clubes ligueros.

Marcelo Hassentufel, integrante del bufete que tiene su sede en La Paz, confirmó que el trabajo encomendado por la Liga concluye el último día de la quincena de diciembre, tal como está refrendado en el contrato firmado a medio año.

El consorcio Hassenteufel fue contratado al inicio de esta temporada durante 6 meses debido a una decisión del Consejo Superior de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB), en el marco del proceso de reestructuración y modernización y, además, para otorgarle transparencia a los fallos y sanciones ante las diferentes observaciones y críticas que recibió el anterior Tribunal de Justicia Deportiva.

Debido a los buenos resultados obtenidos en el primer semestre, sin mayores quejas de los clubes ligueros en la aplicación de justicia deportiva, el Consejo Superior de la Liga determinó ampliar el contrato por seis meses más, que concluye el 15 de este mes.

“Lo que sabemos es que el contrato con la Liga está próximo a concluir, pero no conocemos si se extenderá, eso debe decidirse entre las dos partes”, sostuvo Hassenteufel.

El abogado dijo que fue la primera vez que el bufete, conformado por su padre Óscar Hassenteufel, su madre Mary Loayza, su hermana, Tania y Soledad Prado, se hizo cargo de dilucidar asuntos deportivos.

“Es una muy buena experiencia como profesionales del derecho, pero sobre todo como personas”, señaló Hassenteufel.

En esta lógica, aseveró que la discusión de un nuevo contrato que amplié la vinculación del bufete a la Liga, no tiene que ver únicamente con el dinero que recibirán, sino con un análisis detallado de las circunstancias que se presentaron este año y la forma de trabajo en el futuro. Destacó como un punto valioso la celeridad en los fallos sobre sanción a jugadores y técnicos, además de otros como impugnación, algo de lo que adoleció el antiguo Tribunal de Justicia Deportiva, porque sus integrantes debían llegar de diferentes parte del país para fallar sobre faltas rutinarias.

Consejo Superior decide

Daniel Martínez, vicepresidente de la Liga, confirmó que el 15 de diciembre concluye el contrato con el consorcio de abogados Hassenteufel & Asociados, y a partir de ese día, deja de operar la Cámara de Justicia Deportiva bajo el sistema y modelo actual.

“El Comité Ejecutivo no puede decidir sobre una futura renovación del contrato con el bufete de abogados, debe ser el Consejo Superior que se reunirá el 22 de diciembre en Santa Cruz”, explicó el vicepresidente de la Liga.

Personalmente, el dirigente dijo sentirse satisfecho por el trabajo de Hassenteufel, debido a que se consiguió celeridad en los fallos, a la vez de transparencia, y no hubo mayores observaciones de los clubes y dirigentes ligueros.

“Creo que en el último caso (impugnación de Wilstermann), hubo algo de presión porque había muchos intereses en juego, pero nada más”, subrayó el vicepresidente de la Liga.

Reiteró que todas las decisiones sobre la justicia deportiva es decisión del Consejo Superior.

Publicar un comentario