Blooming-Oriente fue 'clásico' desde sus inicios

lunes, 17 de noviembre de 2014

Desde sus nacimientos como instituciones fueron "grandes", pero con sus enfrentamientos Oriente Petrolero y Blooming agrandaron la historia  hasta llegar al denominativo de "clásico cruceño de todos los tiempos".

Primero fue en los torneos de Primera de Honor o Primera A de  la Asociación Cruceña de Fútbol, se extendió a los torneos nacionales y después en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano desde 1977 e incluso hasta la Copa Libertadores América.

Primero fue solo un partido. El 5 de noviembre de 1955, a influjo de los trabajadores de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, se funda un club que fusiona su nombre con la institución y esta hermosa tierra oriental, su nombre, Oriente Petrolero.

Inicia su participación en los torneos de la ACF en la división Segunda de Ascenso en 1956 y se clasifica campeón. Al año siguiente (1957) es campeón de la Primera de Ascenso y obtiene el derecho de subir a la Primera de Honor o Primera A en 1958.

Allí ya estaba Blooming que había llegado en 1953, luego de ganar unos partidos de "suficiencia" ante La Esperanza y Junior.

Los primeros enfrentamientos fueron como cualquier otro, pero a medida que el tiempo transcurrió, fue adquiriendo el rótulo de "clásico".

Dominio celeste. La primera vez que se enfrentaron, ganaron los celestes 3-0 (ver cuadro) y repitieron la victoria y el marcador en el partido de vuelta.

Blooming, que ya era un cuadro consolidado y de mucho respeto (había ganado los títulos de 1954 y 1955), se coronó campeón al derrotar en partidos finales a Germán Busch 3-2 y 4-2.

Los otros equipos que jugaron aquel torneo fueron, Junior, Florida, Dínamo y Ferro-Oriente.

El turno albiverde. La primera victoria albiverde fue en el torneo 1959, por 2-1 el 17 de mayo, dos goles de "Aguachuli" Algarañaz, en tanto que el descuento lo hizo Rubén Rivero.

En la revancha, Oriente volvió a imponerse por 3-1, goles de Luis Fuentes, "Peji" Hurtado y Freddy Chaín. Wálter Banegas descontó.

Se hizo clásico. El haber sido segundo en 1959 y 1960, campeón en 1961 y 1962, Oriente se transformó en el rival "clásico" de los celestes, quitándole el protagonismo que tenía con Destroyers.

Era una especie de "rivalidad social porque Oriente representaba al proletariado y Blooming a la clase social media-alta", explica Mario Suárez Riglos, exdirigente de Oriente Petrolero.

En total, fueron 47 enfrentamientos, entre 1959 a 1977, cuando fue interrumpido por el nacimiento de la Liga del Fútbol Profesional, en el que ya llevan 167 capítulos, dos por la Copa Simón y otros dos por la Copa Libertadores.

Partidos memorables, históricos, extraordinarios, han tachonado esta rica y bella historia que el domingo continuará.

Historia
El primer partido lo ganó Blooming

El primero. El domingo 20 de julio de 1958, en la última fecha de la primera rueda del torneo de Primera de Honor o Primera A, se enfrentaron por primera vez Blooming y Oriente Petrolero.

Los celestes se impusieron por 3-0, goles anotados por Wálter Aguilera en el pt, Clovis López y Wálter Aguilera en el st.

Bajo el arbitraje de Tomás Antonio Jiménez, los equipos presentaron las siguientes formaciones.

Blooming (3): Erwin Frey, Remberto Rojas, Julio Agustinelli, Carlos Rojas, Luis Gadea, Orlando Banegas, Clovis López, Wálter Aguilera, Wálter Banegas, Kurt Rojas y Róger Rodríguez.

Oriente (0): Ciro López, Moisés Terrazas, Mario Viera, Mario Velasco, Ramón Alpire, Wilfredo Ibáñez, Mario Lara, Luis Fuentes, Celestino Algarañaz, Freddy Chain y Daniel Hurtado.



Jugó 44 partidos
Miguel Hoyos es el jugador récord


En 2001 había llegado muy joven desde su natal San Javier a filas de Oriente Petrolero y ese año el equipo se clasificó campeón nacional bajo el mando de Víctor Hugo Antelo, pero su debut oficial en un clásico se produjo recién en 2002.

El 17 de marzo, Miguel Ángel Hoyos jugaba su primer clásico sin pensar que 12 años después se transformaría en el jugador récord al enfundarse 44 veces la camiseta superando a otro histórico, Wilson Ávila, quien jugó 43 en torneos de Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

Pero lo de Hoyos es doblemente meritorio porque lo hizo jugando en un solo equipo, Oriente, en cambio Ávila jugó 37 partidos con la albiverde y 6 con la celeste. / AW

Apuntes

Despedida I. El 18/07/70, en un clásico, se despidió del fútbol Rolando Aguilera. Lo notable fue que lo hizo cuando era ministro de Estado y en el mismo partido fue expulsado por el juez Jorge Antequera.

Despedida II. El 26/08/79, se despidió Erwin Frey, extraordinario portero de Blooming. Le dejó su lugar a Carlos Conrado Jiménez y dio una especie de
"vuelta olímpica" mientras en las tribunas la gente lloraba.

Expulsion récord. Erwin Espinoza (OP) tiene en su haber el récord de expulsión en el menor tiempo. Luis Barrancos lo expulsó a los 2 minutos.

Publicar un comentario