Miguel Angel Portugal cuenta su aventura en Bolivia a Marca.com

jueves, 11 de octubre de 2012


Miguel Ángel Portugal (Quintanilla de las Viñas, Burgos 1955) se fue a Bolivia en junio. Tras entrenar a Córdoba, Castilla y Racing de Santander, entre otros, el técnico español acudió a la llamada del Bolívar, el Real Madrid de Bolivia y, junto a The Strongest, el equipo que más gente arrastra en ese país.
Sus comienzos no fueron fáciles, pero ahora el conjunto de La Paz va quinto a cuatro puntos del líder, el citado The Strongest, pero con dos partidos menos. Si los gana, estará en la cumbre.

Anécdotas de un fútbol muy distinto, el boliviano
Portu, en conversación telefónica desde La Paz, empieza a contarnos anécdotas de un fútbol muy diferente al nuestro. "Aquí, el principal problema es el ritmo de juego, que es muy lento. Las pérdidas de tiempo son increíbles. Se tiran al suelo mucho, los árbitros lo permiten y te roban minutos. El otro día, ante el Wilsterman, me quitaron hasta 17 minutos. Cuando hay una roja, tardan tres en retirar al jugador. Protesta, sale otro... Eso te rompe el ritmo y no puedes hacer un fútbol ágil. Yo lo denuncio y se enfadan conmigo mucho", nos cuenta.

Xabier Azkargorta, un amigo en la selección
Portugal llegó de la mano de su representante, Borja González, pero no son los únicos españoles allí. Azkargorta se hizo cargo de la selección en verano. Ambos hablan a menudo. Ahora, el vasco tiene hasta a ocho jugadores de Bolívar. "Nos vimos el otro día y tenemos buena relación", dice nuestro personaje. Azkargorta se ha hecho al país boliviano, donde es toda una celebridad. Él vive en Santa Cruz, en el llano, mientras que Portugal está en la capital.

Le preguntan mucho por Xavi, Iniesta e Iker Casillas
Ser español es un plus en el extranjero. Portugal lo puede corroborar: "Aquí no existe otro deporte que el fútbol. Todos juegan en las calles, hasta las chicas. Me preguntan mucho por Iniesta, Xavi o Iker, que es muy admirado aquí. La gente vio como loca el clásico del otro día y se sigue mucho la Liga española".

Muchos coches 4x4 y las comidas, a tres euros
La vida es diferente y mucho más barata. El técnico nos relata: "No veo Porsches o BMW entre mis jugadores, que van más en 4x4 por el tema de las malas carreteras que hay aquí. El que menos cobra en mi equipo puede llegar a los 1.600 euros, no más, pero son muy profesionales. Por tres euros comes bien y por 15, en un cinco estrellas. El autobús cuesta 10 céntimos de euros. Todo es muy barato para nosotros".

El episodio del autobús del equipo que ven en la foto
Obviamente, las comodidades no son las mismas: "Los campos, sobre todo, son mucho peores, nada que ver con Europa. Tienen baches y no cortan el césped mucho. Está muy alto. El autobús éste es el que nos lleva del centro al aeropuerto de La Paz, que está en la altura y hay que ir por carreteras donde no cabe un bus largo. Ahí nos metemos todo el equipo".

"Me paran mucho por la calle por ser del Bolívar"
"Ser técnico de este equipo es como serlo de Madrid o Barça allí. Te paran mucho por la calle, pero la gente es muy respetuosa y cariñosa. No tengo ninguna queja".

"La altura, un problema que aquí no es problema"
"La gente aquí está acostumbrada a los 3.577 metros sobre el mar de La Paz. Es mucho peor para nosotros tener que ir, por ejemplo, a Yacuiba -ciudad donde juega el Petrolero-. Allí hay un 80% de humedad y 45 grados a la sombra. Encima, te hacen jugar a las 16.00 horas, y es mortal de necesidad. Pero bueno, estoy muy contento de mi aventura y animaría a todos a venir a ver este fútbol".

Via: Marca.com

Publicar un comentario